El partido contra Estudiantes fue el último con la camiseta del Rojo, pero el pivot no se olvidó de dejar unas palabras para sus compañeros.

El 18 de diciembre fue una fecha especial para el olavarriense: festejó su cumpleaños número 29, cerró su ciclo con la camiseta de Atenas y alzó el título anual de la Asociación Platense de Básquet, trofeo que se le hacía esquivo al Griego desde hace años. En el medio de los festejos, se tomó dos minutos para repasar sus tres temporadas en Calle 13

Sebastián, felicidades. ¿Qué finaliza hoy para vos?

Se cierra una etapa hermosa. Fueron tres años espectaculares. Desde el minuto cero me hicieron sentir parte de la familia de Atenas. Acá está lleno de padres, madres e hijos que acompañan todo el tiempo. El que viene de afuera se apoya en esas cosas, así que estoy hiperagradecido.

Si tuvieras que mencionar logros alcanzados este año y deudas pendientes que quedan en el equipo, ¿cuáles serían?

Sin lugar a dudas tenemos como objetivo pelear el torneo local, que nunca lo desprestigiamos y tratamos de salir campeones. El Provincial también, porque el club hace un esfuerzo muy grande para que peleemos instancias finales. Los dos objetivos que teníamos en el año, que era ganar los dos torneos de la APB y la final del año se nos dieron. Estamos contentos.

¿Qué te llevas de Atenas en estos tres años?

Lo más lindo que me llevo son los campeonatos con la gente cantando y agradeciendo. El día a día con mis compañeros también: un grupo fenomenal, con chicos jóvenes. Por ahí teníamos que apuntalarlos con Jocha (Lorda) y Manu (Couyoupetrou) por ser los más grandes. El trabajo del cuerpo técnico con Uky (Remaggi), Felipe (Napoli), Santi (Díaz) y Chelo (Villanueva) fue impresionante porque se rompen el lomo laburando. Los dirigentes también: siempres están presentes para cualquier necesidad. Me voy con algo redondo, híperfeliz.





Notas Relacionadas